Hoy, si nos estas leyendo, ciclamos juntos por los Dolomitas. ¿Te parece un buen plan? Lo mismo pensamos nosotros. Acompáñanos a descubrir parte de este Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO, aquellas, las montañas rosas, morada del Marmolada o el Monte Cristallo,  surcadas por mas de treinta pasos de  montaña y glaciares y coronadas por picachos y torres. Aquellas que esquiamos o escalamos antaño y que parecían inalcanzables en esta nuestra etapa familiar, y de repente como por arte de magia, podemos atravesarlas a pedales gracias a otra de esas maravillosas iniciativas de estos últimos tiempos, la recuperación de antiguas vías de tren para disfrute del cicloturista. Y sin mas pormenores, a continuación nuestro relato de la longa vía de lo Dolomiti.

Este año el verano fue redondo. Pudimos escaparnos un mes entero y pedalear por diferentes lugares de Europa. Empezamos por Austria para cruzar Eslovenia hasta Triestre en bici+alforjas. Recuperamos nuestra furgo en Austria para seguir hasta los Dolomitas ya motorizados, y por supuesto hacer una parada para recorrer la ciclovía que hoy os traemos.

Y todavía en nuestro camino de vuelta a casa, pudimos pedalear por algunas ciudades francesas como Grenoble o  Burdeos y parte de las Landas. Una maravilla. Las bicicletas son para el verano y los pekebikers podemos dar fe.

La Lunga via delle dolomiti es actualmente una de los recorridos ciclistas mas asombrosos de Italia dentro de la categoría ”apto para familias”, diseñado a lo largo de una antigua vía de tren, en el que disfrutares de pequeñas estaciones de ferrocarril rehabilitadas, túneles que atraviesan impresionantes montañas y puentes desde los que podréis observar gargantas de escándalo.

El recorrido de la Lunga Vía va desde Dobbiaco hasta Calanzo pero también tenéis la posibilidad de hacerla un poco más larga y continuar por Pieve hasta Longarone. Lo bueno o mas que bueno diría yo, es que se puede hacer todo o elegir el tramo que quieras y cuando te canses tu o tus pekes, esperas en una parada hasta que aparezca, por arte de magia, el bicibus que te recogerá a ti y a tus bicis hasta la parada que desees, increíble ¿eh? mas fácil no te lo pueden poner. 

Por tanto en función del tiempo que tengáis, las fuerzas y las ganas de pedaleo vuestras o de los pekes tenéis la posibilidad de hacerla entera o parte, como hicimos nosotros. Tenéis información completa de recorridos, mapas y diferentes opciones aquí.

En nuestro caso partimos de Cortina D´ampezzo, la joya de los Dolomitas. Somos cinéfilos, esquiadores y montañeros y quizá atraídos por el aurea que rodea este lugar, elegimos como punto de partida Cortina para empaparnos un poco mas de su esencia. Imaginamos que el Cortina estival será muy diferente al invernal, la estación de esquí escenario de los encuentros entre Audrey y ese inolvidable Gary Grant en “Charada”, testigo de las aventuras de Peter Sellers en “la pantera rosa” o del mismísimo agente 007 en “La espía que te amó”, así que no hay más remedio, tendremos que volver en invierno pero esta vez con los esquís puestos. Si decidís hacer esta ruta, os proponemos un reto, volver a verlas antes de visitar la zona y esperar sensaciones.

Desde Cortina nos podríamos haber dirigido a Calanzo pero optamos por la opción Dobbiaco, con ligero desnivel positivo y que te permite ciclar por el famoso Passo Cimabanche, la parte más alta del recorrido. De Cortina a Dobbiaco se trata de un camino de tierra, la parte mas montañosa y solitaria del recorrido, con unos afloramientos rocosos que te dejarán boquiabierto. Ciclaréis por el bosque de canchales a los pies del Pomagagnon, cruzareis galerías iluminadas, pasareis por antiguas estaciones rehabilitadas y alguna que otra iglesia o crucifico hasta llegar al puente que cruza el rio Felizón, donde tuvimos que hacernos una foto en honor a uno de los padres pekebikers :-).

Desde ahí, tendréis que sudar un poco la camiseta hasta llegar al famoso Passo Cimabanche con sus 1530 m de altitud, para luego dejarte llevar y descender plácidamente hacia tirol del sur.

A continuación pedaleareis por las laderas del lago Landro donde hay una maravillosa vista del Monte Cristallo. Desde ahí se divisan a lo lejos 3 montañones que, aunque en su momento no teníamos ni idea de cuales eran, ahora sabemos que se trata del majestuoso Tres picos.

El recorrido es espectacular pero la guinda final la pone el lago de Dobbiaco en el Val de Pusteira. El reflejo de los Dolomitas sobre el lago y ese atardecer nos dejan sin palabras. Y ahí cómodamente, esperamos a nuestro bicibus Cortina-express que por un módico precio nos recoge, bicis incluidas, y nos lleva de vuelta la Cortina, lo cual te facilita mucho la logística. 

Si hacéis la ruta entera, una opción es salir de Calanzo di Cadore y encarar el Valle de Cadore, con una vista espectacular del Marmarole. Pasareis por estaciones y pequeños pueblos camino a Cortina, siempre bien acompañados de estas maravillosas montañas rosadas.

Tenéis el track de la ruta que hicimos nosotros aquí 

Tips logísticos:

  • Cortina es caro, no os vamos a engañar, en este caso hace justicia al sobrenombre de la joya de los Dolomitas, pero tiene 4 o 5 campings de un precio asequible.
  • En Cortina podéis combinar esta ruta “biciclística” con otras actividades ya que hay infinidad de rutas de senderismo en la zona. Como asumimos que vais con niños y si algo se caracterizan los Dolomitas es por sus desniveles, una opción es coger el coche dejarlo en “Bain de Dones” (1.889 m) desde donde sale la telesilla que sube al “refugio Scoiattoli” (2.255 m.) y que te deja junto a los “Cinque Torri”. Podéis recorrer los alrededores de Cinque Torri y bajar andando que siempre se les hará más ameno a los peques.
  • Encontraréis múltiples opciones y actividades en la página oficial de Cortina, y rutas de senderismo para familias como la del Lago di Limides que aquí os dejamos, que no hemos hecho y que si hacéis esperamos que nos contéis inmediatamente vuestra experiencia ya que se nos han puesto los dientes muy largos 🙂 

Y? os animáis este verano a pedalear en los Dolomitas?

Pin It on Pinterest

Share This