Inauguramos una sección que nos hace especial ilusión, donde nuestro rol es estar sentaditas, con el piquito de loro cerrado, escuchando atentas vuestras experiencias cicloturistas y disfrutando de ver como la comunidad del pedal aumenta…, solo nos faltan las palomitas.

Ana nos contactó este verano porque habían leído nuestro relato sobre el Lago Constanza, y después de haber hecho partes del Danubio y Loira en pareja en sus tiempos mozos, buscaban un lugar donde estrenarse con su peke de 4 años

Tenían dudas de como gestionar las logísticas de llegar hasta allí y qué hacer con las bicis y carrito, y esto es lo que nos cuenta:

La idea inicial era alquilar una furgoneta e ir con nuestras propias bicicletas y remolque, pero finalmente decidimos ir en avión hasta Zurich y alquilar todo en Constanza, entre otras cosas porque volábamos con Swiss Air y el tema del equipaje es cada vez más estricto (más caro, vaya), y nos cobraban por todo.

Como no habíamos planificado nada, decidimos quedarnos en Constanza en un apartamento que alquilamos por airbnb, pequeño pero muy bien aprovechado y bien situado, cerca del alquiler de bicis que nos comentasteis, por si te acuerdas.
 
Queríamos hacer 5 días de bici, con rutas de ida y vuelta o alguna circular, tomando Constanza como campamento base, pero al final se quedaron sólo en 3 por temas meteorológicos y porque el segundo día me caí, me hice un poco de daño en la rodilla y sobre todo en un dedo, costándome casi frenar, así que decidimos descansar un día. 

Excursiones en bicicleta por el Lago Constanza

El primer día cogimos el lado suizo y fuimos hasta Romanshorn, unos 50 kms; paramos a comer por el camino en plan picnic en una de las pocas zonas habilitadas para ello, un jardín con acceso al lago muy bonito. 

Excursión 1 Foto 1

Excursión 1 Foto 2

Ese día pinchamos dos veces y pagamos 20 francos por cambiar la cámara de la rueda; como la misma rueda volvió a perder aire, fuimos hasta casa hinchando la bici cada 10 kms, resulta que tenía un pincho y en la tienda donde las alquilamos nos la repararon sin coste. 

El segundo día cogimos un barco para cruzar hasta Meersburg. Desde el apartamento teníamos 15 minutos en bici hasta el puerto por un camino bien indicado, y al precio de 14€ los tres mas las bicis, cruzamos el lago en 15 minutos; hay un barco cada 15 minutos muy cómodo.  

Meersburg es pequeño pero muy bonito, y enseguida coges el carril bici que te lleva por el borde del lago. De allí en bici hasta Langenargen y vuelta, casi 60 kms. La ciudad mas grande de este tramo es Friedrichesafen, pero nos gustaron más los pueblos pequeños que había por el camino. A la vuelta fue cuando me caí y decidimos no alargar más el día. 

Ferry de Constanza a Meersburg

Lago Constanza en bici

El último día pasamos por la Isla de Mainau, hacia el noroeste de Costanza; es un isla con bastante fama, la llaman la Isla de las Flores, adquirida por el duque Federico I de Baden, y aunque continua hoy en día en manos de la familia, la han convertido en la mayor atracción turística de Constanza, donde, previo pago, accedes a un complejo de cuidados jardines con arbustos moldeados al más puro estilo Eduardo manostijeras, parques infantiles, palacio, invernadero de mariposas, pero nosotros no entramos, preferimos dedicar el día a la excursión en bici. 

Continuamos el camino y llegamos hasta un pueblo llamado Wallhausen, una zona que nos gustó mucho por la cantidad de lugares donde parar a comer con zona de baño; en Wallhausen cogimos un barco y cruzamos a Überlingen, en un barco que tenía menos frecuencia y era algo mas caro que el de Meersburg, y una vez allí fuimos hasta Meersburg en bicicleta. Este tramo también nos gustó mucho. Y de Meersburg vuelta en barco hasta Constanza de nuevo. Hicimos en bici como unos 30 kms en total, pero fue un recorrido circular superchulo.  

Lago Constanza en bicicleta con niños

Nos ha encantado, a mí me recordaba muchas veces a cuando hicimos la parte alemana del Danubio, pero me ha parecido incluso mejor; el estar tan cerca del lago y que cada poco tengas una zona dónde parar CON COLUMPIOS…, y sobre todo me ha gustado la zona alemana por su ambiente.

Nos hemos quedado con ganas de más días; quitando el día que llegamos de noche y al siguiente, ha hecho sol todos los días y bastante buena temperatura. Un día en Überlingen llovió pero fue sólo un rato. 

La verdad es que me parece un sitio muy recomendable si te gusta un poco la bici y es ideal para ir con niños, y lo de tener la posibilidad de cruzar en barco está muy bien, porque aunque estés en Constanza como nosotros, puedes plantearte hacer recorridos circulares. En principio esa era nuestra idea, pero entre los pinchazos y las caídas pues tuvimos que adaptarnos a las circunstancias. 

Nos ha gustado más la zona alemana que la suiza, ya que la zona suiza esta menos habitada y tiene menos sitios para disfrute público, además sus precios son mucho mas caros.

 

Pin It on Pinterest

Share This