Hay rincones privilegiados a orillas de nuestro querido mediterráneo a los que te puedes escapar en primavera, fuera de temporada alta y aprovechar el mar y la montaña en su pleno esplendor, y uno de esos lugares es Altea. Lugares que invitan a disfrutar de esos primeros chapuzones en agua dulce y salada, de las flores por doquier, de los árboles atestados de nísperos, de ese azul del mar que nos recuerda que el verano está casi ahí, de los desayunos a orillas del mediterráneo, de las cascadas y ríos que recorren la sierra de Bernia, de la aventura de subir el majestuoso peñón de Ifach con los niños, o de seguir las huellas de los piratas hasta la isla de Tabarca ¿Os animáis? sigue leyendo.

A los que nos seguís habitualmente, no os engañamos, ya sabéis que no somos de playa vuelta y vuelta, sin embargo, y a pesar de ser de Madrid, o quizá por ser de Madrid, cada cierto tiempo necesitamos acercarnos al mar. Sin embargo, no lo podemos evitar, siempre buscamos planes trekke-aventureros que combinar con la sesión de cubos, palas y castillos de turno,  un “imprescindible” en todo viaje playero con niños que se precie. 

Aterrizamos un puente de Mayo en el puerto deportivo Campomanes Marina Greenwich en Altea, con bastante estrés y cansados tras soportar los infernales atascos clásicos de puente, pero cinco minutos fueron suficientes para relajarnos al son del sonido de las olas en nuestro alojamiento de Pierre et Vacances. No conocíamos el puerto de campomanes, pero nos cautivó desde el primero momento. Pequeñito, tranquilo, con su playita y nosotros además teníamos la suerte de disfrutar de las mejores vistas del lugar. Un campo base ideal para gozar de los primeros soles y explorar la zona.

2016may02-Altea Puente de Mayo-79

Pierre&Vacances_Vistas_pekebikers

Nos levantamos con los primeros rayos de sol, o mejor dicho, nos levantaron las criaturitas, aquellas a las que les da igual que sea sábado y uno quiera descansar 🙂 Aunque un día como ese,  no nos importó, el tiempo prometía y ávidos estábamos por rastrear la zona. Comenzamos. Aquí nuestras propuestas para familias algo inquietas:

  • Las Fuentes del Algar en la Sierra de Bernia: habíamos oído hablar mucho de las fuentes del Algar y esta era nuestra oportunidad para quitarnos el gusanillo. Se sitúan a 20 km de Altea en plena sierra de bernia. Ya el trayecto en coche en si mismo merece la pena, dirigiéndote entre la rebosante vegetación mediterránea en su máximo esplendor primaveral, con deliciosos nísperos adornando el paisaje. Nos sorprendió esta sierra tan cercana a una zona turística como Altea o Benidorm, pero por otro lado tan desconocida y en cierto modo inhóspita, que hace que de inmediato se despierten tus 5 sentidos. 

2016abr30-Altea Puente de Mayo-06

2016abr30-Altea Puente de Mayo-05

Llegas a las fuentes del Algar. Las fotos no le hacen justicia, el sitio es espectacular, pero hemos de decir que lo esperábamos algo menos turístico. Aún así bien merece la pena la visita y más si vas con niños. Es un recorrido cortito de 1,5 Km a lo largo del cauce del rio Algar, con numerosas cascadas, manantiales que escupe la roca o los famosos “tolls”, lo que viene a ser la clásica poza donde darse un buen bañito. Bienvenidos a la FIESTA DEL AGUA !

2016abr30-Altea Puente de Mayo-10

2016abr30-Altea Puente de Mayo-11

Fuentes_del_Algar_cascada_pekebikers

Y aunque nos repetimos, es un paraíso para los pekes. Está muy bien acondicionado para ellos, lo que les permite corretear por doquier y “salvajear” a sus anchas entre cascadas y túneles. Por cierto, no os perdáis la zona de picnic, tiene unas vistas increíbles de la sierra. Tenéis toda la información aquí. Y si queréis echar el día,  lo podéis combinar con una visita al dinopark Algar, tenéis la información aquí.

2016abr30-Altea Puente de Mayo-12

2016abr30-Altea Puente de Mayo-13

Fuentes_del_Algar_tunel_pekebikers

  • Peñón de Ifach, nuestra segunda propuesta. Una enorme tormenta trucó nuestros planes de ir a conocer Guadalest y adentrarnos algo más en la sierra de Bernia, y la improvisación bajo la lluvia nos llevó al peñon de Ifach. Las gaviotas nos recibieron con los brazos abiertos y el día no podía terminar mejor, cosas del directo. Recordábamos de nuestros tiempos mozos, las asombrosas vistas desde arriba, sus colores y olores. Es mas, fuimos tan afortunados que hace años hasta pudimos escalar por sus paredes. Guardábamos un gran recuerdo y siempre quisimos volver con los pekes. El peñón de Ifach es una joyita, un remanso de paz en medio de la vorágine turística.  Podéis aparcar en el puerto de Calpe, mochila al hombro y arriba!.  No os vamos a engañar, hay cuesta, pero la pendiente es muy tenue, el camino está muy bien vallado,  y los pekes subieron sin problema a base de carreras y juegos varios. Nosotros subimos hasta el túnel, quedándonos a 100 m de la cumbre porque a partir de ahí, puede resultar algo peligroso para niños. Os recomendamos subir por la tarde y ver el atardecer desde allí arriba, espectacular. 

2016abr30-Altea Puente de Mayo-19

2016abr30-Altea Puente de Mayo-22

2016abr30-Altea Puente de Mayo-29

2016abr30-Altea Puente de Mayo-25

2016abr30-Altea Puente de Mayo-21

2016abr30-Altea Puente de Mayo-28

  • La isla de Tabarca. Nuestra tercera propuesta. Si, habéis oído bien, Tabarca, Llevábamos tiempo queriendo conocer Tabarca, y Mayo o Junio es el momento ideal, antes de que lleguen las hordas de visitantes. Los barcos salen con bastante frecuencia desde Alicante y Santa Pola. En nuestro caso fuimos desde Santa Pola. Es una isla pequeñita, no llega a 2 km de longitud, con unas playas y calitas de agua trasparente impresionantes. Si además a los pekes les cuentas que sus costas albergaron en el pasado un refugio de piratas berberiscos, los tienes en el bote, nunca mejor dicho ja ja!

2016may01-Altea Puente de Mayo-36

En el siglo XVIII, Carlos III ordenó fortificarla y levantar en ella un pueblo en el que alojar a varias familias de pescadores de Génova que estaban cautivos en la ciudad tunecina de Tabarka, de ahí su nombre. La isla desprende autenticidad por los cuatro costados.

Merece la pena pasear por el pueblo y recorrerla de cabo a rabo. Nosotros os aconsejamos entrar por el portal del Ángel, una de las puertas de la muralla y llegar hasta el faro Falcó,  que te permite alejarte un poco del bullicio.

Os invitamos a gozar con sus calas, su pequeño puerto, saborear un buen caldero  (comida típica de Tabarca)  y al fin y al cabo, pasar uno de eso días inolvidables en familia. Añadir que parece que lo más destacado de este lugar es la parte subacuática que la rodea, de hecho, las aguas que rodean la isla son considerados como reserva marina desde 1986, siendo por tanto un paraíso para aquellos que queráis bucear. 

2016may01-Altea Puente de Mayo-73

2016may01-Altea Puente de Mayo-65

2016may01-Altea Puente de Mayo-45

2016may01-Altea Puente de Mayo-46

2016may01-Altea Puente de Mayo-51

2016may01-Altea Puente de Mayo-56

Collage ventanas

2016may01-Altea Puente de Mayo-53

2016may01-Altea Puente de Mayo-68

2016may01-Altea Puente de Mayo-66

2016may01-Altea Puente de Mayo-70

  • Altea, en si misma. Nuestra cuarta propuesta. No íbamos a pasar unos días en sus alrededores sin visitar este maravilloso pueblo. La mayoría ya lo conoceréis, pero siempre es un placer pasear por sus calles y aprovechar para cenar en alguno de sus múltiples restaurantes.

Altea_pekebikers

Altea_callejones_pekebikers

2016may01-Altea Puente de Mayo-74

  • Disfrutar de las actividades acuáticas en el puerto Campomanes de Altea: nuestra quinta propuesta. En nuestro caso no tuvimos mucho tiempo y el agua estaba aun bastante fría pero a partir de Junio podéis alquilar Kayak  o practicar Stand-up paddle, información en la Bocana. Organizan también rutas en familia para explorar la zona en Kayak o paddle surf. Pinta muy bien, así que para la próxima no hay fallo. Ah, y para aquellos que se mueren por una inmersión, también tenéis el centro de buceo Greenwichdiving

2016may02-Altea Puente de Mayo-82

2016may02-Altea Puente de Mayo-81

Hemos pasado unos días maravillosos en Altea a orillas del Mediterráneo. Nos da mucha pena volver a los madriles, pero siempre nos quedarán sus atardeceres..

2016abr30-Altea Puente de Mayo-31

¿qué me decís? ¿os animáis a la escapada? Los pekes están que se nos “piran” ya mismo de nuevo 🙂

Marcos_furgo_pekebikers

 

 

Pin It on Pinterest

Share This