Lástima que la ferrovía de Pontebbana no haya sido rehabilitada hasta Udine, nos hubiera encantado poder seguir disfrutando de ella.

Pero no, en Moggio Udinese termina repentínamente, planteandosenos dos alternativas para llegar a Carnia. Podemos coger la carretera SS13 de tráfico intenso, opción que nosotros descartamos, o, saliendo de Moggio y antes de cruzar el puente sobre el río Fella, tomar a la derecha una carretera militar que está en desuso y que intercala tramos de asfalto y socavones con otros de grava.

Ciclovia Alpe Adria

A unos 17 km de haber empezado la ruta llegaremos a Venzone, un pueblo medieval amurallado del s. XIII, fachadas color pastel, contraventanas verdes, adornos lila y olor a espliegos de lavanda.

Ciclovía Alpe Adria

Ciclovia Alpe Adria

Ciclovía Alpe Adria

El track que descargamos de la página oficial de la Alpe Adria Radweg, y que hasta ahora habíamos seguido sin problemas, empieza a diferir de las indicaciones que vamos encontrando por el camino, por lo que entendemos que, con el tiempo, lo han ido revisando y mejorando.

Nosotros decidimos hacerle caso a las señales físicas, y nos encontramos con un carril bici estupendo que nos llevaba en dirección a Ospedaletto. Aquí, si os es posible, intentad coger la vía de le roste que va paralela al canal, nosotros nos despistamos y tuvimos que hacer un tramo por una carretera incómoda.

Ciclovia Alpe Adria

Ciclovia Alpe Adria

Nuestros paisajes alpinos van tornando en una atmósfera que nos recuerda muy mucho a la toscana, aunque ésta bastante más llana, y mientras vamos enlazando caminos rurales con carreteras locales, no dejamos de admirar las elegantes villas de Friuli Venezia Giulia por entre campos de maíz, patata, girasol y vid.

Ciclovía Alpe Adria

Nos alojamos en un agroturismo antes de llegar a Udine, pero para llegar a él tuvimos que separarnos 2 km de la ciclovía y meternos en carretera con tráfico, por lo que si encontráis algún lugar más conveniente… La verdad es que el alojamiento estaba fenomenal, uno de esos negocios familiares que pasan de generación en generación, cuidado, muy tranquilo, con habitaciones modernas, acogedoras y un desayuno rico, si hubiera tenido una piscina ya hubiera sido la pera limonera.

La última jornada cumple con la tónica de la anterior en lo que a paisaje se refiere, pero con la sorpresa de vernos ciclando por el centro histórico de Udine, capital de Friuli Venezia Giulia, con sus plazas porticadas de estilo veneciano, palacios, y casas de colores pastel. 

Alpe Adria Radweg

Alpe Adria Radweg

Alpe Adria Radweg

Y la curiosa ciudad de Palmanova, una ciudadela amurallada diseñada en forma de estrella como fortificación militar y declarada patrimonio de la humanidad, a la que muchos excursionistas se acercan, quizás desde Grado.

Ciclovia Alpe Adria

Los últimos 15 km de Cervignano a Grado fueron por un cómodo carril bici desde el que ya podíamos oler a mar. Nuestro fin de ruta estaba ahí mismo, y nos esperaban unos días de relax en esta ciudad costera, emplazada en medio de una gran laguna junto a la costa adriática. Este mismo camino será el que volvamos a hacer en bicicleta para coger el tren que nos devuelva a Venecia.

Alpe Adria Radweg

Alpe Adria Radweg

Grado nos ofrece multitud de actividades para hacer. Podéis disfrutar de su casco antiguo, con ruinas romanas incluidas y de su playa, estilo mar menor, sin olas, y agua perfecta para frioleras como la que suscribe. Pero ojo, para acceder a la playa deberéis sobreponeros al shock inicial de verla vallada, con tornos, y hacer un master previo para entender su sistema tarifario, ya sabemos de donde pueda venir el concepto de “paganini”.

La playa está dividida por zonas, cada una con su lista de precios y se distinguen entre sí por el color de sus sombrillas y hamacas. El precio también varía en función del día de la semana que sea y de la fila donde cojas la attrezzature (hamaca) y ombrellone (sombrilla), que, dado el calorín estival por estos lares, es más que recomendable. Vamos que, para que os hagáis una idea, 1 ombrellone + 2 attrezzature + 2 tickets de ingreso te viene a salir por la módica cantidad de 23€ en fin de semana y allá por donde cristo perdió el sombrero, véase, entre las filas 201-377. Si optáis por el sistema low cost, podéis esperar a bañaros a las 5 pm, que el acceso es libre, o pagar 2€  adultos y 1€ niños por el ticket de ingreso, y ubicáis la toalla en el reducto de arena que queda entre el mar y la primera fila de ombrellones, eso sí, rezando para que no suba la marea, no salga proyectada contra vuestro cuerpo ninguna pelota de esos fervientes jugadores de palas, o que algún paseante acelerado quemando colesterol se tropiece con vosotros. Un día de playa en Grado puede llegar a ser todo un deporte de riesgo o una master class de álgebra. Por cierto, atentos a las medusas, cangrejos y mosquitos. Por contra, en la playa, ya que pagas, suele haber animación, aunque durante el día, por la noche, para nuestra sorpresa, no hay chiringuitos chill out donde poder tomarte algo, la playa se queda sola cuando cae el sol. Qué distintas culturas a pesar de lo “molto facile y divertente y monto similo a lo spagnolo” que puedan parecer. Si andáis con tiempo, hay también un spa termal y un parque acuático.

Grado, costa Adriática

Ciclovia Alpe Adria

Ciclovia Alpe Adria

Si os habéis quedado con ganas de más bicicleta, hay diversas rutas para hacer por los alrededores de Grado. Podéis pedir un mapa en el centro de información de Grado, sito en la “famosa playa”, y llegar a la reserva natural de la Cavanata para hacer observación de aves, o un poco más allá, hasta la isla de la Cona, ambos sitios cuentan con  centro de visitantes.

También se puede coger un barco e ir a visitar la vecina ciudad de Trieste o reservar un par de días para explorar la singular Venecia, a una hora en tren de Grado. Éste, como hemos mencionado anteriormente, lo cogeremos en la estación de Cervignano, deshaciendo los 15 kms de carril bici de la ciclovía Alpe Adria que nos trajeron hasta aquí.

Para concluir, solo nos queda compartir los tracks de la etapa 7, que encontraréis aquí, y de la 8, aquí, así como la excursión a la Cavanata, aquí.

Y, por favor, si os animáis a hacerla, dejadnos un mensaje o escribirnos, nos encanta escuchar vuestras experiencias.

Pin It on Pinterest

Share This