Después de 6 días de pedaleo y 200 kms. de experiencia,  hemos conseguido sincronizar a 4 familias !!hurra!!

Parecía misión imposible, pero hemos dado con la ecuación mágica para conseguir nuestro objetivo:

Fórmula pekebikers1

Y es que, una buena planificación desde origen, y marcar una rutina diaria, han sido la clave de nuestro éxito; tenerlo todo medianamente atado es primordial, sobre todo cuando se viaja tanta gente junta y además con niños, que éstos últimos traen ya el factor sorpresa e imprevistos de serie, como para añadirle mas aventura al viaje.

Amanecemos como caracolillos, sacando tímidamente los cuernos al sol, y es que la jornada anterior nos dejó la humedad metida en el cuerpo; parece que se nos presenta una etapa tranquila, calentita, disfrutona y con premio: llegar a la ciudad medieval de Delft.

Comenzamos a rodar, una vez cumplida la rutina mañanera que comentábamos: saltar de la cama, pedir turno en el baño, preparación de bibis, bajar a desayunar, empaquetar todos nuestros enseres personales, cargar las jaca pacas, y distribución de pekeñajos en los carritos. Con este proceso nos dan las 10 de la mañana, y según nos montamos en las bicis, comienza nuestro momento de relax y disfrute.

Camino a Delft pekebikers

Aunque la vida contemplativa nos dura apenas media hora, de repente recibimos una llamada de teléfono preguntándonos si es nuestra una mochila negra eastpeak: la familia Köenig es lo que tiene, este viaje no hubiera sido lo mismo sin sus Köenigadas.

Una vez hemos solventado este pequeño contratiempo, continuamos nuestro camino hacia un nuevo obstáculo, que salvaremos de una forma mas cómoda, en ferry.

Ferry a Maasluis pekebikers

En el ferry a Maasluis

Al otro lado nos espera el pueblito de Maasluis, chiquitín, pero con mucho encanto: canales con aguas teñidas de un mohín verde y decoradas con flores de loto, casitas estrechas de ladrillo en diferentes tonalidades, bicicletas, que dan esa pincelada de romanticismo al lugar, y barquitos como amarrados en la plaza del pueblo.

Canal Maasluis

Canal Maasluis pekebikers

Barcos Maasluis pekebikers

Dejamos Maasluis con tan buen sabor de boca, que podríamos haber zanjado la etapa en este punto, pero es que no habíamos hecho todavía ni 10 kms. de recorrido, así que proseguimos, sin saber que nos aguardan bastantes mas sorpresas.

Saliendo de Maasluis pekebikers

La siguiente, ahí la tenéis, no sabríamos muy bien como llamarla, ¿plataforma salva canales?; así nos quedamos nosotros, ahí plantados un buen rato en frente de semejante artilugio, intentando dilucidar su funcionamiento; cavilando primero como hacerle venir hasta nosotros, porque probamos con el pitas-pitas-pitas, pero aquello no funcionó, y tampoco teníamos un ingeniero cercano…, así que, buscando, buscando, encontramos una manivela, aunque tenía su aquel también…

Plataforma salva canales pekebikers

IMG_2637

Unos kilómetros mas y nos encontramos atravesando la ciudad medieval de Delft, y ¿qué decir de ella? ¿que es famosa por su refinada cerámica azul, presente en palacios de toda Europa? ¿o que está vinculada a la familia real, desde que el Príncipe Guillermo de Orange hiciera de ella su refugio, mientras libraba la guerra de los 80 años contra los españoles? ¿o que aquí nació Johannes Vermeer, pintor de la joven de la perla, o también conocida como la Mona Lisa holandesa?

Nuestro amigo Mr. Google, sin duda, podrá contaros éstas y mil historias mas sobre Delft, pero a nosotras lo que nos gusta es hablar de sensaciones y vivencias ¿y que mejor forma de hacerlo que con imágenes?

Las bicicletas que tanto nos enamoran, en sus múltiples formas, tamaños, y colores 

Bicis Delft pekebikers

Las encontramos hasta de madera, la elegancia hecha bicicleta

Bicicleta de madera pekebikers

Esas degustaciones de quesos, uuummm, aptas para todo tipo de paladar, con especial mención de los elaborados con ajo, pesto u ortigas

Quesos Delft

Quesos Delft pekebikers

Y como lo pasaron nuestros pekes encorriendo a las palomas por la plaza del mercado

IMG_2883

Fue tan agradable pasear pos sus calles 

Paseando por Delft pekebikers

Y contemplar los canales con animados puestecillos callejeros

Canal Delft pekebikers

Canal Delft barco pekebikers

Nos encantó hasta el mobiliario urbano de la ciudad

Relax en Delft

E incluso hubo reencuentro con un compañero de la universidad 

Familia Pascal

Tantas emociones y cosas bonitas nos dejaron exhaustos, así que, como broche final para una jornada 10, nos alojamos en un hotel alternativo y singular: Hotel Uylenburg

Hotel Uylenburg Delft pekebikers

Y como siempre, aquí os dejamos el track de la etapa

Pin It on Pinterest

Share This