Son las 9 de la mañana y estamos listos para dar comienzo a nuestro peregrinar sobre dos ruedas.

Todo a punto cuando el soniquete de un grillo se adueña de la paz de nuestro apartamento airb&b; es el politono de mi nuevo iphone que arroja noticias sobre el equipo alojado en otro apartamento cercano, !horror! no les ha sonado el despertador y acaban de amanecer, pero si habíamos acordado estar ya dando pedales…

Nos espera una jornada larga de 45 kms, y decidimos madrugar para ir tranquilos y llegar a Brujas a una hora prudente, pues en estos países tienen otros horarios, y entre otras cosas cenan sobre las 6-7 de la tarde.

Finalmente salimos a las 10, cogemos nuestra tecnología punta: iphone, aplicación GPS MotionX, tracks dibujados en las maravillosas páginas webs que Bélgica y Holanda tienen para diseñar tu ruta en bicicleta a medida (me reservo la planificación y logística para otro post), y comenzamos a rodar.

Cycling canal LF5 Brugge pekebikers

Dejamos Gante y enfilamos por el LF5, un carril bici de unos 300 kms que recorre la región oeste de Flandes, aunque nosotros solo haremos el tramo entre Gante y Brujas. Éste discurre a la vereda de canales por los que vimos navegar todo tipo de embarcaciones: de recreo, de mercancías, y hasta auténticas casas flotantes, no se aprecia bien porque dí protagonismo al Citroën 2CV, pero justo detrás, si os fijáis, veréis un olivo que daba una alegría al porche de esta peculiar vivienda…

Canal Barge Brugge pekebikers

Unas nubes gris marengo amenazaban con refrescarnos el ambiente, esos sofocantes 15-19º de pleno agosto, y algún que otro jarreo de agua nos cayó mientras nuestros pekes dormían plácidamente en los Croozer.

Un claro nos permitió montar un picnic a orillas del canal, donde unos degustamos productos importados de España (jamoncito, lomo…), y otros se enganchaban a su Central Lechera Asturiana particular.

Canal Picnic pekebikers

Collage nenes Brugge pekebiker

Los kilómetros fueron cayendo y las nubes seguían amenazando; cuatro gotas nos sirvieron de excusa para hacer un nuevo alto en el camino y degustar unos pannekoeken (tortitas) y un chocomel calentito.

warme chocomel pekebikers

Sobre las 16:00 llegamos al albergue juvenil Europa de Brujas, con modernas instalaciones, parking de bicis por los que correr, salas comunes con sofás que escalar, pizarras para pintar…, vamos, tipo de alojamiento ideal con niños.

Collage baile Martin-Marta Brugge pekebikers 2

Youth hostel Brugge pekebikers

Aquí nos alojamos dos días, ya que decidimos emplear un día libre para descubrir ésta encantadora ciudad. Y así fue, a la mañana siguiente cogimos nuestras bicis y remolques, ésta vez sin peso, y nos acercamos al centro, aparcamos en la Plaza Mayor de Brujas, o Grote Markt, y nos deleitamos a pie de cada rincón.

Grote Markt Brugge pekebikers Collage

Grote Markt Panoramica pekebikers

Uno se siente inmerso como en un cuento, calles empedradas, casitas de colores, canales por doquier, parques con cisnes, carruajes de caballos…, hasta que una horda de turistas procedentes de algún crucero, se te coloca en frente para devolverte a la realidad de una ciudad que vive del turismo.

Horse Brugge pekebikers

Noe Brugge -pekebikers

No encontramos a esas personajillas de nariz respingona, verruga y escoba voladora, pero descubrimos que el nombre de Brujas proviene de los múltiples Brug (puente) que tiene la ciudad, en plural Brugge, y que recorrimos tanto a pie por arriba, como en barquito por abajo. Aún así, y debido a la afluencia de españoles a la ciudad, vimos brujas en las tiendas de merchandising, curiosa manera de sacar partido de una confusión semejante.

Canal Brugge pekebikers collage

Joven Martin Brugge-pekebikers

Qué más decir de Brujas, cada esquina es una sorpresa, y cada rincón un deleite para los ojos y las papilas gustativas. Anímate a explorarla, a nuestros Pekes les encantó.

Corner Brugge pekebikers

Wafels Chocolate Brugge pekebikers

Entra en wikiloc si quieres descargar el track de la jornada: Etapa Gante-Brujas

Pin It on Pinterest

Share This