Encaramos la tercera etapa de nuestro peregrinar por tierras holandesas. Esta vez nos adentramos en la provincia de Zeeland (“Zelanda” en castellano), a qué os suena?

7:30 am Vlissingen. Despertamos con la  melodía diaria de “mamaaa quero bibi!!!”. Noche movidita, sueño interrumpido por pesadillas, parece que Peter pan ha aparecido por la ventana en varias ocasiones, resulta difícil convencerle de que “Peter” es de los buenos….

Hoy es de esos días en que el ánimo del grupo pekebikers esta por las nubes, solo tenemos 25 Km hasta nuestro destino, donde nos espera una sorpresa y lo más importante,  luce el sol!! Nuestras sospechas son ciertas, el calendario y algún local tenían razón…estamos en verano. Eso si, un verano a lo europeo, a menudo mas compatible con el forro polar que con el tirante de los madriles…

vistas wlissingen

10:00 am, empezamos nuestra tercera etapa , abandonamos Vlissingen y  como viene siendo habitual cogemos la ruta de largo recorrido LF1 que bordea toda la costa hasta nuestro destino. Molino a la vista y nos vamos adentrando en la provincia de Zeeland. 

salida wlissingen

La traducción de Zealand es “el país del mar”, ya que consiste en un conjunto de islas  la mayor parte de las cuales son territorio ganado al mar. De hecho la provincia está es casi su totalidad por debajo del nivel del mar. Tierras pantanosas y acostumbradas a las crecidas e inundaciones, hasta que los holandeses, que cuando se trata de impedir que el agua penetre en sus tierras son unos “cracks”,  construyeron esos molinos que tanto nos gustan para drenar las tierras, y  luego empezaron a hacer colinas y mas colinas, dunas y mas dunas, y diques, y luego diques mas grandes, no pararon estos holandeses hasta lo que vemos hoy. Situación resuelta con éxito, una cuarta parte del país por debajo del nivel del mar con pueblos y ciudades enteras que están hasta 6 metros por debajo, y no pasa nada! 

Primera parte de la ruta costera de hoy tranquila, sensación de paz y sosiego que nos trasmite el mar a nuestra izquierda, algún faro en el horizonte y por qué no decirlo, como “malospadres” que somos, disfrutamos cada minuto de la siesta del desayuno de nuestros pekes. Esto permite que podamos recorrer estos arenales en silencio, ese ansiado “silencio” que solo puedes percibir en pequeñas dosis cuando se viaja con cinco niños. 

Joven y alvarita Zeeland

faro mobidick

Dos curiosidades de Zeeland: Nueva Zelanda debe su nombre a esta provincia holandesa ya que fue un explorador holandés el primero que puso un pie en esas tierras (aunque en realidad pensaba que estaba en sudamerica! igual no era muy avispado) y segundo, que en ésta provincia se encuentra el gran dique de Oosterschelde, una obra mastodóntica considerada por muchos la octava maravilla del mundo y una de las grandes obras hidráulicas de la historia de la humanidad, y que además tuvimos el gran honor de poder ciclar sobre ella, no os impacientéis, os lo contaremos en otro post, y es que niños y mayores alucinamos! 

grupo Oostkapelle Holand pekebikers

Los últimos 10 km de nuestra ruta de hoy fueron duros por culpa de un viento de cara casi huracanado, ok, estoy exagerando pero os prometo que solo un poquito. Esto hizo que la ultima parte se hiciera muy muy cuesta arriba. Sabíamos que podía ocurrir, de hecho elegimos hacer la ruta en ésta dirección y no saliendo de Amsterdam porque había mas probabilidades de llevar el viendo a favor y no en contra, pero algún día nos tenia que tocar. Costó hasta parar a tomar un refrigerio, tuvimos que aprovechar unos muretes que pensamos puestos allí a ese propósito. En mi caso particular además el cubre alforjas hacia “efecto paracaidas” y parecía que iba a despegar en cualquier momento! Merche en murete

Seguimos nuestro pedaleo como buenamente podemos hasta que tras la indicación de “Fietspad” que nos lleva acompañando toda la ruta, y en medio del bosque aparece lo que será el plato fuerte del día, el castillo de Westhove. Los nenes sueñan con entrar ya mismo y recorrer los larguísimos pasillos con grandes ventanales. Se imaginan cocodrilos en el foso, príncipes, princesas, laberintos y algún fastamita que otro. A mi me vinieron a la cabeza lecturas de pre-adolescente, este podría ser un escenario de cualquiera de mis libros de cabecera de la época, “los cinco en el páramo misterioso” o ” los cinco tras el pasadizo secreto”, mis queridísimos “cinco”. 

Y es que esta vez la red de albergues de holanda Stayokay se ha superado, y el youth hostel Domburg, situado entre Domburg y  Oostkapelle,  esta ubicado en el castillo de Westhove. El castillo data del siglo XIII, aunque ha sufrido daños severos en las diversas guerras y hoy no queda mucho del castillo original. Aún así nos encanta, eso si, de nuevo subir las empinadas escaleras que acostumbran por estos lares con las alforjas en la mano y un nene en la otra se convierte en deporte de riesgo. 

Fietspad Holland pekebikers

chupipandi en el castillo

Martin Oostkapelle

Picnic en los aledaños del castillo. El viento cesó y nos permitió  disfrutar al fin de una tarde de playita. Atravesamos el bosque misterioso en nuestro camino hacia la playa. Juegos, carreras, canciones, el clásico cuando uno quiere que los niños caminen. 

picnic pekebikers

Marta y Carmen ooskapelle 2 -pekebikers

carritos playa -oostkapelle pekebikers

playa casitas pekebikers

Inmenso arenal y primer bañito en el mar del norte. Los nenes parecen imbuidos del espíritu holandés y no paran de hacer fortificaciones, túneles y diques…

perro playa pekebikers

juegos playa

playa pekebikers

Buscamos cangrejos en las rocas y cual es nuestra sorpresa cuando en vez de éstos pequeños crustáceos encontramos un camión con mucha vida interior.

nene splaya pekebikersmartin playanenes playa pekebikers

Noche de juegos en el jardín del castillo tras el pollo masala estilo holandés mientras los papis disfrutamos de nuestras bien merecidas “birren” !

Collage niños jugando 2

Y para terminar salimos a ver la puesta de sol pero los nenes se empeñaron de nuevo en observar el foso para ver si veían algo parecido a un cocodrilo, poco les importa a ellos aún estas cursiladas de la puesta de sol.

En vez de cocodrilos encontramos en la barandilla del foso una enormes arañas patonas y peludas, costó convencerles de que no las ajusticiaran como solo ellos saben, que si son buenas, que si se comen a los mosquitos que son realmente los malos.. Si si, lo sé, todos los bichitos son buenos pero cuando se trata de explicar a un nene estas cosas siempre hay alguno  en la cadena alimentaria que es el malo malisimo y en este caso le tocó la china al mosquito…

nenes arañas castillo oostkapelle

Mañana mas. Apetecible el plan de hoy, a que si? 

Para ver el track de la etapa pulsa aquí

Pin It on Pinterest

Share This