Esta vez os pedimos que nos acompañéis con la imaginación a los países nórdicos, Dinamarca. Cerrad los ojos, y pensad en un verano nórdico, ciclando entre granjas, bosques y pequeñas aldeas, disfrutando de unos paisajes de ensueño, campings deluxe, gente fantástica, sintiendo y trasmitiendo a nuestros pekes esa sensación de libertad que nos hace reafirmarnos una y otra vez en la idea de que recorrer Zealand a lomos de nuestras bicicletas ha sido la mejor elección. Para nosotros un sueño hecho realidad.

Cuatro adultos, tres niños, dos carritos, 5 o 6 alforjas, varios biberones, pañales, y mucha ilusión emprendimos este viaje para recorrer parte de la isla de Zealand en bicicleta. Ya nos hubiera gustado poder recorrerlo enterito pero Dinamarca consta de 404 islas ni mas ni menos, y no podíamos abarcarlo todo. 

El viaje en total fueron 250 km pero en este post os contaremos las primeras etapas. Salimos de Copenhagen hacia el sur, llegando a Køge en el lado oriental de Zealand, a orillas del Kattegat del Mar Báltico. En la siguiente etapa nos dirigimos  hacia el lado más occidental de la isla de Zealand, Roskilde, bañada por el mar del norte, refugio de vikingos en el pasado, para salir al día siguiente hacia nuestro siguiente destino Hillerød, dominada por el increíble castillo de Frederiksborg. Tenéis un mapa del recorrido aquí, y abajo os adjuntamos el enlace a los tracks de cada jornada. 

IMG_2706

Los viajes sirven para muchas cosas pero entre otras para crear tu propia opinión de cada lugar que visitas. En éste viaje pudimos reafirmarnos en algunos de los tópicos que siempre escuchas de los países nórdicos, y desmentir otros.

Entre aquellos que pudimos corroborar:

  • Dinamarca es un país caroLo es, muy caro, pero no es inalcanzable si te vas alojando en campings, que son fabulosos, o en alojamientos airbnb que, por otra parte, te permiten disfrutar de esos hogares nórdicos que son un puro vicio para los amantes de la decoración. 
  • Dinamarca es muy verde. En otra época quizás, pero en verano los tonos verdes conviven con campos enteros amarillos y por la zona que recorrimos el color predominate es el amarillo. Espectacular.
  • En verano el tiempo es una lotería. Confirmado. Aterrizamos en Copenhagen un 1 de Agosto, mi cumple, y estábamos a 13 graditos. Decepción. A pesar de que estadísticamente Julio es el mejor mes para viajar a Dinamarca, el mes de Julio del año pasado fue terrible. Pero… el 2 de Agosto, ay ese 2 de Agosto, el día que comenzábamos nuestra ruta, el termómetro subió y no bajó de 25 grados en 10 días, de hecho quizá demasiado calor algún día para la bici. Lo dicho, te puede tocar de todo, pero esto le da mas emoción al viaje. 
  • Los campings son sensacionales. Con bungalows cuidados y limpios. No les falta detalle, y tienen instalaciones especificas para niños que los padres agradecemos. 
  • Es un país kids friendly, tópico pero cierto. Como todo país nórdico que se precie, Dinamarca es el paraíso del niño. La gente es amable y muy respetuosa con los pekes, todos los lugares están preparados para ellos, e incluso los museos tienen salas enteras especificas para que ellos se puedan entretener mientras los adultos disfrutamos del arte. 
  • Es el paraíso de la decoración y diseño nórdico. Confirmadísimo. Para los que además de la bici, la montaña y la naturaleza, nos gusta el diseño y las cosas bonitas, este es tu lugar. Cada restaurante, bungalow, casa, apartamento o edificio tiene esos detalles que hacen que no quieras salir de ahi y no puedas parar de fotografiarlo y coger ideas, un pinterest “in vivo” . Y esas ventanas, esas ventanas nórdicas me pierden…

IMG_2698IMG_2696IMG_2792-2

Y os extrañará, pero uno de los mitos que pudimos desmentir de alguna manera, es el paraíso cicloturista.  Aunque es un país hecho y pensado para la bici, está pensado sobre todo para utilizarla como medio de transporte, para trabajar, comprar el pan, o ver a la abuela, para el día a día. De modo que aunque dispongan de éste planificador de rutas pensado para diseñar tu ruta cicloturista, nosotros improvisamos bastante a golpe de google maps para no ir ciclando paralelos a carreteras y hacer el recorrido más goloso.

En cualquier caso, aunque muchas veces optamos por carreteras secundarias y no carriles bicis  para evitar esto, las carreteras que unen pequeñas granjas están muy poco transitadas y son perfectas para el cicloturismo. Por tanto, al final si que lo recomendaríamos una y otra vez como destino cicloturista, siempre y cuando tengáis en cuenta esto. 

2014ene10-Denmark_Roskinje-Hillerod-01

IMG_2903-2

Comenzamos la primera etapa en Copenhagen, en nuestra tienda de alquiler de bicis. Hay un montón de tiendas donde elegir. En nuestro caso la experiencia fue buena, pero nos habían reservado unas bicis deluxe que al final no nos convencieron, y que cambiamos por bicis cómodas de cicloturismo, pocas marchas, con trasportín y si pueden tener cestita mejor, somos muy fans 🙂

Tardamos en salir de Copenhagen con el cambio de bicis, y ese día nos esperaban 50 km hasta Køge Decir que ese día la jornada fue preciosa ya que buena parte del recorrido es paralelo a la costa, por lo que vas pasando continuamente por playitas chulísimas bañadas por el báltico en las que darse un remojón. Sin embargo, tuvimos bastantes inconvenientes, pinchamos dos veces y cuando llevábamos 20km, una de las bicis se averió, por lo que fuimos renqueando hasta nuestro destino, Køge. De hecho, de los 50 km los últimos 10 Km tuvimos que hacerlo en autobús porque se nos hacía de noche. Eso si, todo son facilidades, a nadie pareció extrañarle mucho que nos subiéramos 2 carritos y 4 bicis al autobús, increíble. La aventura es así. Tenéis el track de la jornada aquí.

IMG_2675

IMG_2710

IMG_2737

IMG_2726

Y nuestro momento crisis en el autobús, ja ja!

IMG_2755

Debido a las peripecias varias de la primera jornada, llegamos muy tarde para visitar Køge pero al llegar a nuestro alojamiento de esa noche ni nos acordamos, era simplemente fabuloso. Una pequeña granja a unos 8 km de Køge, tenéis el link aquí, con un invernadero donde cultivaban plantas, tomates y pimientos ecológicos, entre otras variedades. Pudimos conocer a la dueña, que incluso ha publicado varios libros acerca del cultivo de las diferentes variedades de tomate y pimientos.  El sitio era maravilloso, ya nos gustaría habernos quedado un par de días allí, disfrutando de ese tesoro, pero esa mañana teníamos que visitar Køge y re-emprender camino hasta Roskilde

IMG_2793-2

IMG_2804-2

IMG_2802-2

IMG_2800-2

De Køge no podemos contaros mucho, ya que no tuvimos demasiado tiempo para visitarla, pero el cicloturismo es así, el viaje es mas, ir de un sito a otro viviendo los pequeños lugares y disfrutando de las pequeñas cosas, que el destino en si mismo. Køge es una pequeña ciudad portuaria situada en los márgenes del río del mismo nombre, a 1 km de la costa. Se encuentra solo a 30 km de Copenhagen con lo cual si vais por la zona, hagáis o no cicloturismo, bien merece una visita. Como curiosidad decir que, hace relativamente poco, en el 2014,  el  Centro Medieval de Dinamarca Nanna Holm, descubrió una fortaleza vikinga en Køge, ya que parece que en tiempos de los vikingos, el valle del rio Køge era un fiordo navegable y uno de los mejores puertos naturales de la isla.

IMG_2913-2

IMG_2857-2

IMG_2870-2

IMG_2881-2

Continuamos ruta hacia Roskilde, y es que somos unos chulos y vamos a cambiar de mar, del Mar Báltico al Mar del norte, así, sin mas, y a pedales! Esta etapa son 42 km que hicimos sobre todo por carreteras secundarias, entre pequeños pueblecitos terminados en “rup”, granjas y casas tradicionales danesas con el tejado de paja. Una etapa disfrutona. Tenéis el track de la jornada aquí. IMG_2921-2

IMG_2923-2

IMG_2909-2

Llegamos a Roskilde al atardecer. Hemos de confesar que de Roskilde solo nos sonaba el famoso festival de música, pero Roskilde es mucho más. Situada en el fiordo del mismo nombre, su catedral construida en estilo gótico danés de ladrillos, está considerada la mayor catedral de Dinamarca, declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.  En Roskilde además se encuentra el museo de barcos vikingos, que muestra los cascos de cinco barcos hundidos en el siglo XI y recuperados en 1957, ideal para pekes. 

IMG_2935-2

IMG_2949-2

Seguimos nuestro peregrinaje hacia el alojamiento de ese día, un camping a las afueras de Roskilde, link aquí, situado en un lugar privilegiado con unas vistas a la bahía de Roskilde que nunca olvidaremos. 

IMG_2970-2

IMG_2975-2

IMG_2979-2

Nos levantamos animados en aquel maravilloso lugar, disfrutando una mañana de relax y muy a nuestro pesar de nuevo, partimos hasta nuestro proximo destino, Hillerød.

IMG_3003-2

IMG_3012-2

IMG_3024-2

En nuestra tercera etapa del viaje nos esperan otros 40 km, tenéis el track de la jornada aquí. Ponemos rumbo hacia la costa norte de Zealand, serpenteando por carreteras secundarias, entre pueblos terminados en “rup” y plantaciones de patatas. Los pekes ya habían entrado de lleno en la rutina cicloturista y de vez en cuando nos proponían paradas, correr al lado del carrito, subirse a la bici y etc.

2014ene10-Denmark_Roskinje-Hillerod-01

2014ene10-Denmark_Roskinje-Hillerod-04

2014ene10-Denmark_Roskinje-Hillerod-06

2014ene10-Denmark_Roskinje-Hillerod-08

2014ene10-Denmark_Roskinje-Hillerod-18

Por la tarde llegamos a  Hillerød, para terminar el día estupefactos con el plato fuerte de la jornada, el castillo de Frederiksborg, uno de los máximos exponentes de la arquitectura del renacimiento en Dinamarca , que se construyó en el siglo XVII como residencia real. Juzgar por vosotros mismos.

2014ene10-Denmark_Roskinje-Hillerod-40

2014ene10-Denmark_Roskinje-Hillerod-28

2014ene10-Denmark_Roskinje-Hillerod-33

2014ene10-Denmark_Roskinje-Hillerod-36

Y esto es todo amigos, al menos por ahora. Os contaremos en otro post las otras tres jornadas hasta volver a Copenhagen. Os dejamos el link al video del viaje. Apetecible?

Pin It on Pinterest

Share This