Isla de Zealand (Dinamarca)

Dinamarca en bicicleta

Vuelta circular por la Isla de Zealand

Hace un año por estas fechas estábamos, como imagino que la mayoría de vosotros en estos momentos, planteándonos nuestro destino estival. Si sois viajeros ocasionales igual os cuesta algo mas comprenderlo, pero “los culitos inquietos” entenderéis esa sensación, empieza la primavera, y después sabes que llega el ansiado verano con sus más que deseadas vacaciones, nervios!. Y cuando aún no hay un destino decidido, esto se puede convertir en la peor pesadilla de un viajero-dependiente. Sudores fríos, tu mente va y viene, tu ratón se mueve de un lado al otro compulsivamente buscando nuevas rutas y desafíos, creas el ya clásico grupo de whatsapp con tus posibles compañeros de aventuras y divagáis buscando opciones.

Tick-tack, tick-tack, los vuelos están subiendo y ya sois 4 a acoquinar. Mas nervios!!!

Así estábamos cuando dimos con ello. Si algo teníamos claro es que de la bici no nos bajábamos, tenía que ser un viaje cicloturista. Ya habíamos pedaleado con toda la troupe por los clásicos paraísos europeos del ciclista. Alemania en varias ocasiones, Bélgica, Holanda, pero nuestra mirada esta vez se dirigió hacia el norte, pero no un poco al norte, más al norte, y es que ¿acaso podéis imaginar algo más bonito que ese “más al norte” en verano?

Y dimos con ello, la página de visit denmark. Tu mirada se dirige irremediablemente a esas fotos de familias enteras recorriendo a pedales lugares increíbles, o la foto de aquella pareja amorosa observado el mar junto a sus bicis bajo el letrero de “spend this summer outdoors”. Eso es lo que buscábamos, simplemente eso. En definitiva, nos conquistó. Tenía que ser Dinamarca.

La siguiente fase no fue fácil, hay tantos y tanto sitios apetecibles para recorrer que has de elegir, tarea complicada. Es en este punto donde toca buscar el equilibrio, ya que tu lado más aventurero se dirigiría directamente a la península Jutland, y es que visitando esta página, se te ponen los dientes muy muy largos. Sin embargo, los desniveles nos hicieron entrar en razón, mientras esa vocecita que nos habla desde que nos pusimos a procrear nos decía, “eh, que es un viaje en familia, take it easy”. La siguiente opción, la isla de Bornholm, parecía ideal, 100 km de carriles bici, ruta circular y mini-rutas, inmensos bosques y playas blancas…pero había un “pero”, no teníamos muchos días y esta opción requería mucho más tiempo.

Y entonces pensamos ¿y si salimos ciclando de Copenhague? Esto facilitaba mucho la logística, y cuando se viaja con niños, bicis y alforjas, empieza a ser una necesidad. Aunque en Copenhague habíamos estado, desconocíamos los alrededores, la sorprendente isla de Zealand. Decidido, íbamos a recorrer North Zealand, y a descubrir Dinamarca en bicicleta. Clicamos en el planificador de rutas que han preparado para gente como nosotros, donde encontrar rutas a lo largo y ancho del país, y manos a la obra! Y es que se me ocurren mil razones para hacer un viaje en bicicleta con niños por esos lares:

  • Copenhague en si mismo, no necesita presentación, os lo contaremos en un post, una de las ciudades más kids friendly en las que hemos estado.
  • Sus castillos, el castillo de Frederiksberg, situado a orillas de un lago en la encantadora ciudad de Hillerod,  o el castillo de Kronborg, que nos tele-transporta a las novelas de Shakespeare con su posición estratégica en la desembocadura del mar báltico.
  • El, sin duda, museo más bonito del mundo, un paraíso; hablamos del Louisiana museum of modern art, la galería de arte moderno más popular de Dinamarca, con un edificio entero dedicado al arte para y hecho por niños, y con unas vistas al mar maravillosas.
  • Los inmensos bosques, los pueblos de pescadores, Tisvilde, Hornbæk o Gilleleje y las infinitas playas de arena blanquísima de la costa norte.
  • Descubrir el legado de Wickie y sus amigos los vikingos en ciudades como Roskilde o KØge.
  • Cruzar el espectacular puente de Øresund y pasar unos días en las islas del archipiélago del sur de Suecia, a orillas de Karlskrona, en una cabaña de madera que te hace sentir como si estuvieras en una novela de Henning Mankel o de Camila Lackberg (pero sin asesinatos).

Y lo más importante, poder empaparnos de los paisajes que nos llevan de un destino a otro a ritmo pekebiker. Ciclar entre granjas, bosques y pequeñas aldeas, disfrutar de unos campings deluxe y sentir y trasmitir a nuestros pekes esa sensación de libertad que nos hace reafirmarnos una y otra vez en la idea de que esta ha sido la mejor elección.

Etapas del viaje:

  • Copenhague-Køge: 50 Km, detalles de la ruta aquí y el track aquí
  • Køge-Roskilde: 42 Km, detalles de la ruta aquí y el track aquí.
  • Roskilde-Hillerod: 40 km, detalles de la ruta aquí, y el track aquí
  • Hillerød-Tisvilde: 20 km, detalles de la ruta aquí y el track aquí
  • Tisvilde-Helsingør: 51 Km, detalles de la ruta aquí, y el track aquí
  • Helsingør-Copenhague: 50 Km, detalles de la ruta  aquí, y el track aquí.

Mapa ruta en bicicleta por dinamarca

Cuatro adultos, tres niños, dos carritos, 5 o 6 alforjas, varios biberones, pañales, y mucha ilusión, el equipo al completo de nuevo en acción para recorrer esos 250 km. La aventura comienza y os lo contaremos en varios post pero por ahora os dejamos un video de nuestro verano nórdico a pedales para ir abriendo boca. 

Pin It on Pinterest

Share This