Hablar del Canal de Castilla es remontarse a una España ilustrada que, en pleno siglo de las luces, mediados del XVIII – principios del XIX, intenta impulsarse económicamente.

Las mentes pensantes de la época, empujados por Fernando VI y su ministro Marqués de la Ensenada, dan luz a la obra de ingeniería más importante del momento, una obra hidráulica que tendría como fin el transporte fluvial del mayor productor de cereales, una Castilla aislada hasta la fecha, que veía impotente como era mas rentable la importación del grano que el consumo del propio.

La entrada en funcionamiento del canal hizo proliferar fábricas harineras, almacenes, centrales eléctricas, batanes, molinos, además de servir también como canal de riego a una Tierra de Campos.

Casa_de_los_picos_Alar_del_Rey

Su esplendor no duró mucho, y esta Y invertida navegable que atraviesa Castilla de norte a sur se vió arrollada por el tren, nunca mejor dicho, y es que la inauguración de la línea ferroviaria Valladolid-Medina de Rioseco hizo que entrara en decadencia.

El Canal de Castilla supuso además, hará como unos once años, nuestro desvirgue cicloturista. Le tenemos especial cariño porque fue el comienzo de una afición, o un estilo de vida; no es que vivamos encima de una bici, pero sí que es verdad que desde entonces nuestras piernas han acumulado ya unos pocos miles de kilómetros, y nuestra cabeza anda siempre pensando en el siguiente viaje o escapada.

Puente_esclusa_pekebikers

Hace unos fines de semana tuvimos la gran suerte de ser invitados por la Diputación de Palencia a volver “al origen”, y esta vez en familia, dándome la oportunidad de contar a Felipe y Noelia donde nació la ciclomami.

Decir que la Diputación de Palencia está haciendo grandes esfuerzos por dejar de ser “la otra gran desconocida”, y a pesar de que ya conocíamos el Canal de Castilla, hemos descubierto, en esta segunda rodada, una cantidad de iniciativas chulas que sirven como complemento para hacer todavía más atractiva una escapada al canal.

La ruta discurre por los caminos de sirga por los que antaño circulaban unas robustas mulas que tenían la pesada tarea de ir arrastrando las barcazas que hoy pasean turistas, como la embarcación de Juan de Homar en Villaumbrales, o la del Marques de la Ensenada en Herrera de Pisuerga, que tiene el aliciente de remontar una esclusa y ver in situ su funcionamiento.

Marques_de_la_ensenada

Herrera de Pisuerga se suma a la iniciativa de la Diputación de Palencia de potenciar la zona turísticamente, y acaba de inaugurar, en lo que fue la Plaza del Ganado, un albergue al más puro estilo “hostel europeo”, con zonas comunes donde poder cocinar, ver la tele, charlar cómodamente con otros viajeros. Éste puede ser un buen punto de partida desde el que realizar estas actividades.

Albergue_Pza_del_Ganado

Curiosidades de Herrera de Pisuerga: es de sobra sabido que somos el país de las fiestas, muchas de ellas conocidísimas a nivel internacional, pero ¿sabíais que en esta localidad celebran un festival de exaltación del cangrejo de río? hemos de confesar que ha sido la sorpresa de nuestra escapada al Canal de Castilla, una pena que no hayamos coincidido en fechas… 

Podréis visitar también la Casa del Cangrejo de Río, un centro de interpretación del cangrejo de río de patas blancas o cangrejo burejo, el autóctono y especie declarada como vulnerable en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, donde además de aprender sobre ellos, ofrecen como actividad para niños la pesca del cangrejo.

Casa_del_Cangrejo_de_Río

Después de este alto en Herrera, seguimos nuestro periplo por el canal disfrutando no solo de un lugar de interés histórico por todo lo mencionado anteriormente, sino también del contraste paisajístico entre los ocres de la Tierra de Campos y el verdor del vergel de las riberas del canal, dando el toque de color a la ruta.

Canal_Tierra_de_Campos

Girasol_pekebikers

Pudimos percibir ciertas mejoras en el camino comparado con hace 11 años, como la pasarela que se ha construido en Herrera de Pisuerga para pasar al otro margen, o el cambio de firme en el Acueducto de Abánades, pero siendo que el canal se incluye en los volúmenes de las Vías Verdes, echamos en falta un firme mejor, la verdad, sobre todo a partir de Osorno y hasta kilómetros antes de llegar a Frómista; si se quiere potenciar como vía cicloturista, nos parece primordial un buen mantenimiento de la misma, ya que hay tramos donde la vegetación se apodera de la zona central del camino, y circular con el remolque se nos hizo más pesado.

Canal_de_Castilla_pekebikers

A pesar de esto y de arriesgarnos a hacer dicha etapa en plena sucesión de olas de calor, disfrutamos muchisímo y nos quedamos con ganas de haberla completado hasta Valladolid. La ruta es bastante sombreada, abundan los chopos en sus márgenes y el tiempo fue benévolo enviándonos algunas nubes para las zonas de calvas.

Un_paseo_por_las_nubes_pekebikers

Mecanismo_Canal_de_Castilla_pekebikers

El broche final lo puso la esclusa cuádruple a la llegada a Frómista y su confluencia con el Camino de Santiago.

Esclusa_cuádruple_Frómista

Frómista puede presumir de ser una encrucijada de caminos, ello le ha conferido un mayor desarrollo a nivel turístico; allí pudimos degustar la cocina tradicional de uno de sus restaurantes de referencia, la Hostería de Los Palmeros, regentada por una apasionada familia que cuida con mimo su oferta gastronómica, siempre buscando el puntito innovador para sorprender a su fiel clientela, todavía me estoy relamiendo del gazpacho con helado de tomate y albahaca.

Hostería_Los_Palmeros

Pudimos descansar en el Hotel Doña Mayor, también familiar y al frente de dos jóvenes hermanas que le han sabido dar un toque moderno; nos pareció muy acogedor para ir en familia, especialmente por su patio, la mar de apetecible tanto para mayores como para el esparcimiento de pequeños, máxime después de los 60 kms que recorrimos en bicicleta.

Hotel_Doña_Mayor

No dejéis de visitar en Frómista la Iglesia de San Martín, considera como el románico en estado puro, y Vestigia, una exposición permanente dentro de la Iglesia de Santa María del Castillo que nos cuenta las leyendas, milagros y la huella del hombre en el Camino de Santiago, de una forma tan original que preferimos no desvelar para que así os sorprenda tanto como a nosotros.

Frómista_pekebikers

Como veis fue una visita muy intensa para esta Embajadora de Palencia por un fin de semana, un no parar de experiencias que no podíamos dejar de compartir con vosotros, al igual que nuestro track

En esta ocasión solo completamos la etapa de Alar del Rey a Frómista, en total unos 60 km, pero decir que el Canal de Castilla es ideal para recorrerlo en un puente, pudiendo continuar de Frómista a Palencia, con 40 km de recorrido, y el último día hacer de Palencia a Valladolid, 50 km. Hemos encontrado información muy completa aquí.

Allá por el año 2004, como pasan y pesan los años, lo que hicimos fue coger el tren en Chamartín hasta Alar del Rey, recorrimos 150 km del Canal de Castilla, y regresamos en tren de Valladolid a Chamartín.

Cuando volvamos a hacerla dentro de otros 10 años, podremos apreciar el paso del tiempo en el siguiente video-reportaje, un bonito archivo gráfico que quedará para el recuerdo.

 

Pin It on Pinterest

Share This