Las primeras flores, los primeros soles, los días largos, en definitiva, la primavera. Volvemos a mirar al sur buscando una ruta que satisfaga nuestras ansias cicloturistas tras el largo invierno para descubrir un auténtico tesoro, la vía verde de la sierra.

Recorre sigilosa el antiguo trazado ferroviario atravesando el Parque Natural de la Sierra de Grazalema, a orillas de la Sierra de Lijar, acogiendo una de las principales colonias de Europa de buitre leonado, y uniendo mediante viaductos y misteriosos túneles dos de esos pueblos blancos que nunca podrás olvidar, Olvera y Puerto Serrano.

Hace tiempo os contábamos aquí como nos teletransportábamos a la primavera andaluza en nuestras andanzas por la vía verde del aceite y subbética. Teníamos de nuevo ganas de sur y es que Andalucía tiene mucho que ofrecer. Grazalema y su sierra, inexplorada, nos enamoró hace años, y en cuanto supimos de esta vía verde, lo supimos al instante, solo era cuestión de tiempo.

Y allí estaba ella, esperándonos con los brazos abiertos, y aquí estamos nosotros para descubriros la Cádiz más desconocida, el interior, la Sierra de Cádiz.

Otra de esas obras de ingeniería que nunca se llegaron a finalizar, El Ferrocarril de la Sierra, que discurriría entre Jerez de la Frontera y Almargen. Fue un proyecto con el que soñaron, a principios de siglo, generaciones de gaditanos y sevillanos que moraban en las tierras aledañas al Guadalete y las más altas de Olvera. El sueño que nunca se cumplió para unos, se ha hecho realidad para la comunidad cicloturista, y gracias a esas obras iniciales, a nuestros amigos de las vías verdes y a la fundación vía verde de la sierra, hoy podemos disfrutar de esta joya.

La vía verde de la Sierra son 36,5 km de puro placer entre Olvera y Puerto Serrano. Paisajes de aquellos que te dejan con la boca abierta mientras pedaleas hasta que te entra una mosca y despiertas de repente 🙂 No os ha pasado? Pues eso es que aún no habéis estado pedaleando por estos lares.

Tip Logístico: Para aquellos que vais en familia y por tanto porteáis churumbeles, un detalle importante a tener en cuenta es que desde Olvera hasta Puerto serrano es cuesta abajo, y se hace bastante bien, pero en sentido contrario como habréis adivinado, si, es cuesta arriba, 250 metros de desnivel en total, lo cual no parece mucho pero cuando se remolca una familia al completo la cosa cambia. En nuestro caso el primer día hicimos desde Olvera hasta Puerto Serrano, durmiendo en Puerto Serrano, y el segundo hicimos la subida hasta Olvera. Os recomiendo ambos sentidos, en tan bonita que la sensación de dejavè no puede gustarte más, solo que el segundo día terminas algo más cansado.

Comentar también que para los mas vaguetes, los que vais coin niños ciclando o para los que les cueste algo más esta distancia que a la antigua estación de Coripe, ahora restaurada, se puede llegar con coche, por lo que otra opción es hacer hasta Coripe, que serían 22 km y dejar un coche en cada lado.

PUNTOS DE INTERÉS 

El primero,  el centro de interpretación de Olvera donde os informan de todo y podéis disfrutar de una visita guiada y una video en 3D que merece la pena.Tras eso, cada centímetro de pedaleo tiene interés, así como los 30 túneles con nombres un tanto peculiares como esqueleto, testarudo, avioneta, afeitado, que les hicieron mucha gracia a los pekes y aunque desconocemos el porqué de esos nombres, pasamos un buen rato con los niños inventando historias de los nombres. Así tenemos el túnel del descanso para el viajero exhausto,  el túnel de la reyerta justo antes de llegar a ese gran repecho previo a Puerto Serrano, la reyerta contigo mismo para llegar arriba? O el que se refiere a lo testarudo que has de ser para subir la pendiente anterior. Historias que hacen de repente que los túneles cobren cierta vida. 

Aparte de los 30 túneles iluminados en su mayor parte, consta de 4 viaductos, todos espectaculares pero quizá aquel que te deja paralizado es el de Zaframagón, por las vistas a la famosa Reserva Natural del Peñón de Zaframagón. Sobrevolado buena parte del día por decenas de buitres leonados, y es que no en vano alberga una de las mayores colonias nidificante de esta especie, en buena parte debido a la situación de aislamiento de la que ha disfrutado la zona, y que para nosotros la hace aún más atractiva. 

El peñón junto con el observatorio de buitres de Zaframagón son los platos fuertes de la ruta, os recomendamos dedicarle algo de tiempo. En el observatorio te cuentan muchas curiosidades de los buitres y puedes observarlos en directo a través de las cámaras, merece la pena y  a los pekes les gustará. Está en el Km 16 mas o menos desde Olvera.

Otra de nuestras recomendaciones si vais en familia para un picnic o un momento de relax es el Monumento Natural Chaparro de la Vega que está como 1-2 km de la estación de Coripe en el Km 22 desde Olvera. Un Chaparro o encina centenaria al lado de un parque del que os costará sacar a los pekes.

Desde la estación de Coripe la vía sigue serpenteando caprichosa acompañando al rio Guadalporcún para encontrarse con el río Guadalete hasta el final de la ruta.

Hasta Puerto Serrano, tus compañeros de pedaleo seguirán siendo paisajes de esos que hacen que quieras que se detenga el tiempo, cortijos blancos que resaltan aún más el verde, cabras que suben y bajan,  ganado bravo con mirada algo amenazante tras la valla, y túneles que se ofrecen a ayudarnos a cruzar las montañas para mostrarnos su belleza.

Tenéis el track de la ruta aquí.

 

DATOS PRÁCTICOS

Nosotros ya sabéis que llevamos nuestras bicis y todo tipo de gadgets para transportar a los pekes, os lo contábamos aquí. Esta vez optamos por la copilot para el pequeño y la follow-me para remolcar al mayor de 5 años cuando se cansa de pedalear. Pero si no tenéis bicis o métodos para portear a los niños , no hay problema, podéis alquilar bicis en la estación de Olvera, podéis encontrar información aquí e incluso alquilar tándems y carritos para llevar a los niños, un lujo que ofrezcan este servicio. En Coripe también se pueden alquilar bicis. Además preguntad en cualquiera de los dos sitios porque también tienen un servicio de taxis para remolcar bicis si queréis hacer la vía en un sentido pero no la vuelta.

Decir que la misma vía y los servicios están adaptados para personas con discapacidad. Incluso se alquilan bicis especiales para discapacitados. Podéis encontrar información y los detalles aquí. Como veis, todo está pensado para hacer que la experiencia sea inolvidable también para las familias en esta situación. 

En cuanto  los servicios de restauración pues al menos en temporada alta, están abiertas las 3 antiguas estaciones restauradas, la de Olvera, la de Coripe y la de Puerto Serrano y en las 3 ofrecen comidas. Además, algunos días de la semana está abierta la cantina del observatorio de Zaframagón, el hombre es encantador y también podéis picar algo.

Tenéis 3 opciones de alojamiento a pie de Vía, nosotros solo estuvimos en uno de los bungalows del complejo turístico rural puerta de la Sierra en la estación de Puerto Serrano, y la verdad es que están bien tienen piscina, la gente hospitalaria, cómodos y a pie de Vía. En Coripe a pie de vía también tenéis un hotel, link aquí. Y en la estación de Olvera,  tienes la posibilidad de alojarte en las casas-vagón, toda una experiencia.

 En nuestro caso además el segundo día vivimos una experiencia “desconexión” inolvidable en el cortijo San Juan Retreat, totalmente recomendable. Está a 3 km de Puerto Serrano y se ha de acceder por caminos de cabras, no intentaría llegar con la bici y menos porteando niños,  pero si quedas con ellos previamente (por e-mail o whattapp ya que el teléfono no llega), te van a buscar a la estación de Puerto Serrano incluso con las bicis y te vuelven a llevar por la mañana. El sitio es de ensueño, desde el cortijo de hecho se ve la vía pero el acceso no es fácil, aunque os recomendamos preguntarles por esta opción, os contarán el secreto del cortijo :-). La familia que lo lleva majísima, se esfuerzan por ofrecer una experiencia completa para los sentidos. Aun recordamos la cena a la luz de las velas, escuchando música clásica y degustando su cocina sana y ecológica digna de los mejores paladares. Muy recomendable.

¿Y LOS ALREDEDORES? 

Sin palabras. Seremos muy breves porque esto merece otro post en sí mismo dedicado a la zona y sus famosos pueblos blancos. Como aperitivo os diremos que nosotros el día anterior de la ruta dormimos en Zahara de la Sierra. Este pueblo en plena sierra de Grazalema nos maravilló con su imponente castillo desde donde se divisa Sierra Margarita y Sierra de Lijar al norte o Sierra Blanquita al sur.

Al finalizar la ruta pasamos por Setenil de las Bodegas, en plena semana santa andaluza, y pudimos pasear por esas calles que siguen el curso del rio Guadalporcún, y donde sus gentes han aprovechado el tajo del rio para construir las casas, dando lugar a rincones tan especiales como las Cuevas de la Sombra y las Cuevas del Sol. Andalucía no deja de sorprendente.

Y por supuesto Olvera, de origen árabe declarada conjunto histórico artístico en el año 1983, con varios monumentos tanto civiles como religiosos de gran valor artístico.  Muy recomendable.

Espero que tras haber leído el post, ya estéis preparando las bicis, cachivaches y demás aperos para poner rumbo al sur!!

Cádiz, eterno contraste,

acogedora y rebelde, fenicia, romana y mora,

salinera, marinera, vendimia, caballo y toro;

el tanguillo y la habanera.

Por tus venas milenarias, el jerez,

la manzanilla y el vinito de Chiclana,

sangre dulce y peleona;

gaviota y golondrina, andaluza y española.

Mar y sierra,

marisma, jara,

pino y encina,

canción de arena,

Cádiz, y el viento como bandera.

Artesana.  Mayo, 2007

Pin It on Pinterest

Share This