Rumbo a Villach, cruce de fronteras

Rumbo a Villach, cruce de fronteras

Suena el despertador, nuestra mente se resiste y el cuerpo se queja. Se siente apaleado, pero está feliz. Feliz por saber que lo peor ya ha pasado, que hemos conseguido el reto que nos propusimos y que las siguientes etapas nos regalarán un continuo descenso hacia el...

Pin It on Pinterest