Tras un avión y dos trenes ya estamos en ruta, primera parada Gante, una de las ciudades belgas más animadas por su agenda cultural y ambiente universitario. 

Y ha costado, nos ha tocado vivir uno de esas situaciones a menudo incómodas en los viajes, llegas a la cinta de equipajes y no salen tus alforjas! Ajjj! Y cuando se trata de hacer una ruta en bici con niños, te quieres morir!! Ajjj al cuadrado!  Sin ropa para los nenes, accesorios varios, pañales, papillas y etc… Y encima es fiesta nacional en Gante.  Intentando mantener la calma la cosa se fue solucionando, y fuimos recuperando el equipaje los primeros días en distintos puntos de nuestra ruta (para matarles!), y el que salió peor parado fue el pekebiker mas joven del grupo, Germán con sus 6 meses recién cumplidos, ya que tardaron 5 días en enviar sus alforjas.

Lo importante es que ya estábamos en ruta, empezaba nuestra pekeaventura, nadie dijo que esto de viajar con niños fuera fácil! Siete adultos, cinco pekes, siete bicis, tres remolques, X alforjas, y 350 km por delante, quien dijo miedo?  

image

joven y carrito Gante pekebikers

Día de relax en Gante para visitar la ciudad y aclimatarnos nosotros y los pekes a lo que va a ser la dinámica del viaje. Tampoco nos venía mal para coger fuerzas para la jornada del día siguiente, tomando algún gofre bien cargadito de nata (cualquier excusa es buena..), unas cuantas cervezas belgas y unos ricos mosselen, o lo que viene a ser unos mejillones con salsita, y es que ya mañana nos esperan 45 km en bicicleta hasta nuestro próximo destino, Brujas . Las mamas sherpas y los papas porteadores han de estar fuertes de cuerpo y mente para mañana! 

Pekebikers en Gante

Collage bier and mosselen Pekebikers 2

Gent pekebikers

puestecillo Gante pekebikers

No se sí conocéis Gante pero si no es así, no os lo podéis perder!  ya está en nuestra lista de «must». Encantadora, es un gusto pasear por sus calles y entre sus canales. El centro de esta ciudad medieval es impresionante, y muy cómodo para visitarla con niños, peatonal la mayoría y llena de bicis (nos encanta!), y con multitud de plazas donde pueden jugar y corretear con toda libertad. Se lo han pasado en grande los cinco y a ratitos echaban una cabezadita para reponer fuerzas en nuestros carritos Croozer.

vistas canal Gante pekebikers

Gent -pekebikers 7

Niños correteando Gante pekebikers

Visita a a los típicos monumentos históricos, catedral, iglesia de san Nicolás etc..Con mucho, lo que más les gusto a los pekes fue la visita al Castillo de Gavensteen, antiguo hogar de los condes de Flandes, un castillo en toda regla! Aunque en vez de príncipes y princesas entre las puertas de madera, espadas y escaleras de caracol, ellos buscaban a Nessy, no me preguntes por qué, pero creo que la culpa la tiene un cuento del lago Ness que le compraron a Noe sus papis cuando estuvieron en Edimburgo.

Collage castillo final

Que os parece? os vais animando a probar esto de hacer turismo sobre ruedas con vuestros pekes? 

Pin It on Pinterest

Share This