Por un lugar de la Mancha, de cuyo nombre espero poder acordarme muy bien, no ha mucho tiempo por aquí pasaba un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.

Y es que el barranco del río dulce no solo despertó la curiosidad de Don Quijote siglos ha, sino que esas abruptas paredes que irrumpen en la tranquilidad alcarreña, hogar de multiples especies, atrajo a un símbolo de nuestra infancia, el naturista Felix Rodriguez de la Fuente.

cañon dle rio dulce_roquitas_pekebikers

Parece que fue hace un siglo! y es que esta lluvia que no da tregua nos ha hecho olvidar que hace solo dos semanas estábamos disfrutando de un tiempo de lo más primaveral. Los pekebikers nos pusimos nerviosos y ávidos estábamos de salir a corretear y pedalear por esos campos de dios, y de disfrutar de un fin de semana de «convivencias» con los pekes.

El plan no podía ser mejor, el sábado senderismo por el barranco del río dulce y el domingo seguiríamos los pasos de nuestro famoso hidalgo esta vez a pedales. Os contamos nuestras aventuras sobre ruedas aquí. Si a esto, que ya de por si tenía buenísima pinta, le unimos el poder pernoctar en Sigüenza, al finde le damos un 10. 

Logística para un finde completo a punto, furgoneta, mochilas «portabebes», bicis, mas sillas «portabebes para bicis», algún biberón, pañales , toallitas.. en fin, un «guirigay» pero sarna con gusto no pica, lo único que se quedó en casa esta vez es el croozer ya que la ruta en bici veíamos que no era muy apropiada para el pobre. 

bicis en furgo

Hay diferentes alternativas para poder disfrutar de éste paraíso natural. Tras explorarlas nos decidimos por la hoz de pelegrina, es una ruta de 4 km, una distancia más que apropiada para los pekes, y además es circular, y nos dabe la oportunidad de conocer la parte más abrupta del parque. Eso si, no nos engañemos esto supone alguna cuesta pero en general es una ruta asequible para todas las edades.

pelegrina_pekebikers

La ruta parte de la localidad de pelegrina, pedanía de Sigüenza dominada por un pintoresco castillo que a los niños les encantó. Una vez os adentréis en el pueblo, se coge la primera calle a la izquierda, encontraréis una fuente con agua fresquita y ya podréis disfrutar de las espectaculares paredes y maravillosas vistas del barranco. Veréis una señal de prohibido. Comienza la ruta.

cañon del rio dulce_entrada_pekebikers

esquina pelegrina_pekebikers

Desde pelegrina se desciende directamente hasta el barranco. El camino bordea el rio en este primer tramo en todo momento. Se observan a ambos lados formaciones rocosas impresionantes de hasta 1000 metros, donde anidan águilas y buitres y que seguro que fueron escenario de algún que otro programa de «el hombre y la tierra».

cañon del rio dulce_feminas_pekebikers

cañon del rio dulce_grupeto roca_pekebikers

Tip pekebiker: en éste ocasión decidimos llevar además de las mochilas portabebes, el carrito, ya que el mayor de nuestros pekes pesa ya 16 kilitos de nada y cuando dice «nones» no hay manera de hacerle andar. Nos tentó el poder descansar nuestras pobres espaldas. Hemos de decir que fue un error. Si seguís la ruta por el rio, la mayor parte se puede hacer con carrito pero las subidas a los miradores y hasta pelegrina se hacen muy complicadas. Al final terminamos con los niños en las mochilas y surcando montes con el carrito al más puro estilo camel trophy. Error!

Merche y german_pekebikers

Continuamos la ruta sin cruzar el rio y llegamos a la caseta de Feliz Rodriguez de la Fuente, parece que allí es donde guardaba sus «aperos» para los rodajes. Llegado a éste punto, en nuestro caso decidimos desviarnos ligeramente de la ruta habitual que sigue recorriendo el rio para subir arriba del barranco por un camino que se desvía a la derecha. Vayamos con niños o no, al final la cabra tira al monte! y siempre nos metemos en algún «sarao». Esta es la parte a evitar si vais con carritos o niños algo perezosos ya que hay bastante cuesta hasta arriba del barranco. Si no os queréis liar con la subida, os aconsejamos seguir por el río la ruta descrita en éste track

Cañon del rio dulce_subiendo colina_pekebikers

Mereció la pena la subida. Desde arriba se disfruta de unas vistas increíbles de la hoz, pudiendo divisar a lo lejos el mirador de Feliz Rodriguez de la fuente  y la cascada de Gollorio. Mirad qué cara de felicidad tenemos las féminas del grupo. 

Cañon rio dulce_pekebikers_Laura

feminas

Encontramos un mirador de cuyo nombre en éste caso no nos acordamos ….

German mirador_pekebikers

Comenzamos la abrupta bajada para reencontrarnos con el rio y la ruta de la hoz de pelegrina convencional. El hambre aprieta y qué mejor plan que in mini-picnic a la vera del río donde poder juguetear a tu antojo, mojarte los pies o echarte el siestón de turno. 

cañon dle rio dulce_vistas rio_pekebikers

Cañon del rio dulce_Marcos y Martin_pekebikers

Cañon dle rio dulce_pandilla_pekebikers

Collage nenes y Merche_riuo_pekebikers

Retorno a pelegrina tras cruzar el rio, entre saltitos, carreras y el clásico pilla pilla. Y aún nos quedó tarde para pasear por Sigüenza y tomarnos las cañitas de rigor post-caminata. 

catedral de sigüenza_pekebikers

¿qué os parece? Ahora que comienza la primavera no os lo penséis. Para nosotras tiene varios alicientes:

-Está muy cerquita de Madrid para los que vivís ahí.

-Sus rutas de senderismo para todos los niveles: nosotras elegimos la de la hoz de pelegrina pero hay otras muchas posibilidades. Otras alternativas son la ruta de Aragosa – La Cabrera – Pelegrina (11 Km, dificultad media-baja), la ruta de Sigüenza a pelegrina por El Querigar, (5 km) que sale de la ciudad medieval siguiendo los pasos de Don quijote hasta Pelegrina, y hay hasta una ruta para invidentes de 1,5 km que parte de la Cabrera y contiene una serie de elementos interpretativos del medio natural adaptados para invidentes.

-Tras la huella de Félix: para los amantes de los animales y aquellos a los que os guste observar aves, este es vuestro sitio. Encontraréis multitud de especies de aves, desde el águila culebrera hasta  el búho real, corzos, jabalís , nutrias y etc.. 

-Podéis combinar un poco de ejercicio, senderismo y «campiri» con la visita a la ciudad medieval de Sigüenza, pasear por sus calles, visitar la catedral de Santa María o tomaros un café en el castillo, hoy parador nacional. 

-Para los más animados y amantes de la bici, os aconsejamos la ruta que hicimos al día siguiente tras los pasos de Don quijote, y para los más tranquilos, podéis aprovechar para visitar Atienza, su castillo y sus iglesias.

¿Qué nos decís?

Pin It on Pinterest

Share This